Certificado Energético Málaga
Certificación Energética en Málaga
951501923




Certificado Energético Málaga - Twitter
Certificado Energético Málaga - Facebook
Certificado Energético Málaga - Blogger
Certificado Energético Málaga - Linkedin
Certificado Energético Málaga - Google Plus

951501923 - 666895980
C/ Haití, 11, 29010, Málaga
info@certific.es


CALDERAS DE BIOMASA EN 2.019


Vamos a responder algunas preguntas sobre este tipo de calefacción, ¿qué es una caldera de biomasa?, ¿Son todas iguales? ¿Por qué una vale 1.500€ y otra 15.000 € si tienen la misma potencia? ¿Cuál es la que mejor se adapta a mis necesidades?. Bueno, vayamos por partes.

Varias cosas que debes saber sobre las calderas de Biomasa en 2019

Vamos a empezar con la primera pregunta.

¿Qué es una caldera de biomasa?

Una caldera de biomasa no es más que un dispositivo que es capaz de aprovechar el calor que generamos quemando biomasa vegetal para calentar nuestra vivienda, normalmente calentando agua que nosotros aprovecharemos mediante bombas recirculadoras para llevarla a nuestros radiadores o al suelo radiante de las distintas estancias de nuestras viviendas, locales, o lo que proceda y en algunos casos también para tener agua caliente de uso sanitario para el baño, la cocina y/o algunos electrodomésticos.

Una vez que sabemos lo que son las calderas de biomasa, vamos a centrarnos en que tipos hay.

De los tipos de Calderas se podría escribir un libro sobre este tema, pero vamos a intentar ser escuetos y directos, las diferencias entre unas y otras radican en, por un lado el tipo de combustible que son capaces con consumir, y por otro lado, cuantas cosas llevan automatizadas, es decir, cuanto caso vamos a tener que hacerles para que funcionen bien. Sé que es una división un poco brusca, pero para hacernos una primera idea será suficiente.

Empecemos hablando por los tipos de combustible, desde la leña tradicional hasta los modernos pellet certificados EN A1 plus pasando por hueso de aceituna, cascara de almendra, hueso de melocotón etc.

Existen algunas calderas que solo aceptan algunos tipos, como las de leña, o las de pellet, en las que solo podemos usar uno de los tipos, y existen otras calderas que son capaces de soportar varios combustibles, estás se llaman calderas policombustibles, y suelen funcionar indistintamente con varios combustibles, generalmente pellet, huesos, cascaras, etc…

Por otro lado tenemos la otra división, cuantas cosas lleva automatizadas, vamos a poner un ejemplo que seguro nos aclara el tema, imagínese que queremos hacer una hoguera para calentarnos, nosotros tenemos que encargarnos de poner la leña en el hogar, de encenderla, de estar atentos de que queme todo bien, avivar las llamas de vez en cuando, apartar los trozos ya quemados para que no se ahogue, sacar la ceniza, vigilar que no salga ardiendo el monte, etc…

Bien pues ahora imagínese que me voy a la NASA y les pido un robot capaz de hacer todo eso él solito para que yo no me tenga que preocupar de nada, entonces, ellos me dicen que perfecto, que me lo hacen sin problema, pero que cuantas más cosas haga el robot más caro me va a salir (lógicamente), es decir, no es lo mismo un simple ventilador que avive las llamas que un sistema que me resuelva todas las anteriores tareas y además lo haga solo cuando haga falta, me avise de cuando hay problemas y otras funciones, eso es la automatización.

Sé que el ejemplo anterior es un poco brusco, pero seguro que nos ha servido para hacernos una idea muy clara de que es una caldera automática. Luego ya sabemos que cuando busquemos una caldera de biomasa y el fabricante nos diga que es manual, semiautomática o automática, sabremos el “caso” que vamos a tener que hacerle a esta para que funcione correctamente.

Hilando con el argumento anterior, vamos a responder también a la siguiente pregunta de nuestra lista, ¿Por qué una caldera de una marca vale X y una de otra marca 10 veces más si tienen la misma potencia?

Bien, por la tecnología que incorpora, normalmente, las que son un poquito más caras tienen una ventaja añadida, y es que son más eficientes, es decir que prácticamente toda la biomasa que queman la aprovechan para general calor, pero no siempre está justificado el precio, pero esa es otra guerra en la que ya batallaremos. En el caso contrario, lo atractivo de ellas es su precio, lo que hace que las instalaciones se amorticen en pocos años.

Caldera de Biomasa

Tipos de estufas y calderas de biomasa

En el mercado actual español existe gran cantidad de estufas y calderas de biomasa, todas ellas nos proporcionan calor y algunas también agua caliente sanitaria, pero dentro de las estufas, debemos saber que algunas de ellas presentan características especiales como la cualidad de poder canalizar el aire que calientan o aprovechar este para calentar el agua de los radiadores, a pesar de que todas ellas tienen una apariencia externa parecida. A continuación están detallados los distintos tipos de equipos.

Estufas de Aire

Las estufas de pellet o policombustibles, son los elementos  previstos para calentar, mediante la expulsión de aire caliente, las estancias en las cuales están ubicadas.  De instalación sencilla, solo necesitaremos tener una salida de humos y una toma de corriente.  Su funcionamiento es totalmente automático, por lo que ganamos en comodidad si la sustituimos por una estufa de leña tradicional o la utilizamos como apoyo a un sistema de calefacción, con la intención de calentar la estancia rápidamente.

Estas estufas llevan incorporado un depósito de mayor o menor capacidad en función de la marca comercial, el modelo y la potencia, que nos dará una autonomía determinada y un rendimiento  mayor del 80%.

Su diseño hará de nuestro salón un ambiente agradable y acogedor, con la ventaja de no generar olores ni humos.

Estufas de Aire Canalizado

Las estufas de aire canalizado, sin perder propiedades en su diseño, nos proporcionan la posibilidad de hacer llegar el aire caliente que generan  a otras estancias de nuestra vivienda, utilizando conductos de aire desde la estufa hasta una o dos estancias más de nuestro hogar o podemos calentar  el resto de la vivienda  instalando unos motores de ventilación en dichos conductos.  De este modo conseguiremos una agradable sensación de confort en nuestro hogar.

Disponen un depósito incorporado cuya capacidad dependerá de la marca comercial, modelo y potencia. Si hablamos de  su rendimiento este es superior al  80%.

Su encendido y funcionamiento es automático al igual que su limpieza, de manera que no tenemos porque renunciar  a la comodidad ni al diseño con este tipo de estufas.

Al igual que las estufas sencillas o incluso calderas, podemos elegir entre estufas canalizadas de pellet o policombustibles.

Hidroestufas

Las conocidas como hidroestufas  además de proporcionar calor a nuestra vivienda,  son capaces de generar agua caliente. El calor se distribuye a través de radiadores o suelo radiante, por medio de un circuito de agua caliente que previamente nuestra hidroestufa se encarga de calentar, además de expulsar aire caliente en la estancia donde se sitúe.

El encendido y limpieza  de este tipo de estufas es automático, las estufas modulan para un óptimo funcionamiento. Su rendimiento es alto, pero si tenemos claro que nuestro nuevo de sistema de calefacción será con biomasa, la mejor forma de obtener calor para nuestro hogar es sin duda instalar una caldera, la cual nos dará mayor autonomía debido a la capacidad de su depósito integrado.

Existen hidroestufas de pellet o combustibles, de manera que podemos elegir la que más se ajuste  a nuestras exigencias.

Al igual que las estufas de aire, tanto simples como canalizables, su diseño hará de la estancia un lugar más agradable y  acogedor.

Calderas de Biomasa

Las calderas de biomasa, las cuales utilizan combustibles de origen natural, son la mejor solución a la hora de calentar nuestro hogar de la manera más eficiente y limpia. Existen en el mercado numerosas marcas comerciales y modelos, de manera que podemos y debemos elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

En cuanto al precio de la biomasa es más económico y estable si lo comparamos con otro combustibles fósiles como el petróleo, ya que no dependemos de mercados exteriores al tener fabricación de esta fuente de energía en nuestro país.

El tipo de  biomasa utilizada para este tipo de calderas puede ser diverso, de modo que podemos adquirir una caldera de pellets o policombustible (pellet, cáscara de almendra, orujillo, hueso  de aceituna, etc.)por ello debemos tener en cuenta este dato a la hora de escoger nuestra caldera.

El encendido y limpieza de las calderas es automático, por lo que no perdemos calidad ni confort en nuestro sistema de calefacción. También existen elementos auxiliares que nos facilitan su limpieza como por ejemplo un aspirador o un compresor de cenizas, que nos ofrece la posibilidad de despreocuparnos durante más tiempo de su limpieza.

En cuanto al almacenamiento, podemos encontrar desde depósitos integrados en las calderas hasta depósitos externos o silos, todo dependerá del espacio del que se disponga y nivel de autonomía que se quiera alcanzar.

Las calderas de biomasa tienen un alto rendimiento, superando el 90%. Debemos tener en cuenta que el poder calorífico de la biomasa es menor que el del gasoil, por lo que la comparativa entre el pellet y el gasoil es, por cada litro de gasoil necesitaremos 2 Kg de pellet.  Aún así, debido a la gran diferencia de precios entre uno y otro, el calor de la biomasa sigue siendo la opción más económica.

Quemadores de Pellet para Calderas de Gasoil

Los quemadores de pellet, son la opción más económica a la hora de cambiar nuestro sistema de calefacción de  gasoil a  biomasa. Este sistema consiste en instalar este quemador en el lugar del quemador de  gasoil existente en nuestra caldera. Además de esto, debemos realizar una modificación en la caldera para prepararla a la hora de deshacerse de las cenizas generadas por la combustión.

La alimentación de los pellets se efectúa mediante sinfín y de manera automática. Dispone de un ventilador que realiza una expulsión de gran potencia para evacuar el máximo posible las cenizas depositadas en el cenicero por la chimenea.

Otra gran ventaja, además del precio del quemador, de este  sistema es que nos ofrece la posibilidad de volver a nuestra caldera de gasoil en el momento que lo decidamos.

Al igual que las calderas existen quemadores para pellet o policombustibles, de manera que podemos elegir el que más nos convenga, aunque el  rendimiento en este tipo de sistemas es menor que en una caldera de biomasa.

Pellets: El Combustible de las Calderas de Biomasa

Desde hace siglos hemos utilizado la leña para calentarnos, sin embargo, han surgido nuevos sistemas a la hora de generar calor a partir de la biomasa. La materia prima en sí es la misma, es decir, madera. La diferencia es que ahora podemos automatizar el proceso de generación y obtención del calor gracias al pellet.

Qué es el Pellet

Los pellets son pequeños cilindros de madera compuestos de restos forestales (limpieza de montes, podas, talas, etc.) o restos de la industria maderera. Estos restos de madera deben ser secados previamente, para poder prensarlos y de esta manera reducir impurezas como la resina y el nivel de humedad.

Los pellets proporcionan un elevado poder calorífico, gracias a su alto grado de compactación, su elevada densidad y su bajo grado de humedad.

Aunque el coste del pellet es ligeramente superior a otros tipos de biomasa sólida (hueso de aceituna, cáscara de almendra, astillas…) también es más recomendable, tanto por la necesidad de un mayor espacio de almacenamiento como por la cantidad de cenizas generadas.

En España existen numerosas plantas industriales que se dedican a la fabricación de pellet, aunque en estos momentos, debido a la baja demanda interna, la mayor parte de la producción  nacional se exporta a otros países.

Utilizando estos combustibles en nuestros sistemas de calefacción, se reduce la dependencia exterior de combustibles fósiles como  el petróleo y además, teniendo presente que a igualdad de calor el coste del pellet es alrededor de un  50% inferior al del gasóleo, supone ahorro  importante.
Pellets para Caldera de Biomasa

Otros aspectos sobre el Pellet

Debemos tener en cuenta unos aspectos importantes a la hora de determinar la calidad del pellet.

Un buen pellet debe ser brillante, no debe tener polvo, su color debe ser uniforme y su estructura debe ser compacta, no tiene que presentar grietas ni cortes profundos.

El pellet es más denso que el agua, por lo que si queremos comprobar que es de buena calidad no tenemos más que sumergirlo en agua y comprobar que se hunde, pero teniendo en cuenta que si pasados cinco minutos sigue sumergido y compacto, significa que posee aditivos que provocarán en su combustión un exceso de humos.

Por ello, siempre debemos asegurarnos que compramos un pellet certificado con el sello ENPlus, según la norma a EN 14961-2,en el se establecen tres categorías: A1, A2 y B. De este modo, obtendremos un mayor poder calorífico del pellet y nuestras calderas de biomasa o estufas se mantendrán en mejores condiciones a lo largo de su vida útil.
Ofrecemos servicios en las siguientes Localidades de la provincia de Málaga:


Certificados Energéticos en Manilva

Certificados Energéticos en Estepona

Certificados Energéticos en Marbella

Certificados Energéticos en Fuengirola

Certificados Energéticos en Almuñécar


O Rellena el siguiente Formulario de Contacto para otras localidades de Málaga:


Certificado Energético en Málaga. Somos los Técnicos Cerca de Ti para realizar el Certificado de Eficiencia Energética en Málaga.

Calle Haití, 11
29010
Málaga


Certific - Certificado Energético Málaga. Web desarrollada por www.certific.es. All rights reserved

Aviso Legal y Política de Privacidad

En cumplimiento con la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies...
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. CERRAR Más información | Y más| Y más